HASTA 12 CUOTAS SIN INTERÉS

¿Cómo decorar una mesa de living?

Así como hay un básico en la moda, también hay un básico en la decoración: cómo componer la deco de una mesa de living.
-
Siempre digo que no hay un manual de estilo a seguir. Me encanta acercarles tips pero la sugerencia más importante es que cada una encuentre su propia manera. Que no les importe si a los demás también le gusta; no hay nada que esté bien o mal. Siéntanse cómodas.
-
-
La deco en general debe ser lúdica, divertida, personal. Y la mesa de living es uno de los tópicos donde más podemos jugar. Permite improvisar, ir cambiando con el correr de las semanas… Ir probando.
-
Yo la cambio todo el tiempo, me voy aburriendo, voy rotando elementos por toda la casa. No dejen nada estancado; a veces armamos algo lindo y lo dejamos por años, “petrificado”. Está bueno ir rotando la energía del hogar, sin necesariamente comprar nada nuevo.
-
Les acerco algunas sugerencias que a mí me sirven en el día a día. Un elemento importante lo constituyen los libros de decoración. La temática puede ser distinta (de pintura, arte, poesía, arquitectura, etc., no necesariamente del mundo deco) pero tengan en cuenta sus tapas. Que le parezcan lindas; por eso las usamos en lo decorativo, más allá de su contenido. En este ítem, si aunamos belleza visual con sentido (un libro que nos regalaron especialmente, un texto al que solemos volver por lo que nos transmite, o imágenes que nos inspiran, una y otra vez), tanto mejor.
-
-
Otro consejo: no llenen de cosas las mesas de living. Hagan una selección. Velas, candelabros, bandejas, floreros, suelen ser elegidos, pero también inclínense por combinarlos con algún elemento disruptivo. Alguna escultura pequeña, por ejemplo, alguna vasija artesanal. (En este sentido, recordemos que lo artístico y lo artesanal suelen simbolizar muy bien la dupla de la que siempre hablo: belleza más propósito.) Jueguen con la composición, más allá de la forma de la mesa, que podrá ser triangular, redonda, cuadrada: úsenla de “lienzo” para componer con libertad.
-
También aquí acostumbro a usar la triangulación de objetos. Por ejemplo, coloco dos floreros, uno más bajo y otro más alto, y agrego un cuenco. Estas tríadas pueden sumarse a otras, permitiendo combinaciones que suelen enriquecer lo visual mucho más que lo simétrico.
-
Anímense. Prueben. Cambien. Déjense llevar por lo que sienten. Nada es regla fija.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados