12 CUOTAS SIN INTERÉS EN TODA LA TIENDA ONLINE

La importancia de los textiles


-
Así como nos pasa con ciertos pasajes de nuestra infancia feliz que no abandonan nunca nuestra memoria, con los textiles tenemos una historia sensorial que excede nuestro razonamiento para instalarse definitivamente en la zona de lo entrañable, de lo sentido desde lo más hondo.
-
Debido, tal vez, a que se trata de lo primero que se relaciona con nuestro cuerpo en forma de ropa, lo textil se aloja en nuestro subconsciente, como sinónimo de protección e intimidad.
-
Nos ofrece una superficie cálida, en contraste con la dureza y frialdad de otros elementos que nos rodean, y hasta nos ayuda a mejorar la acústica de un ambiente, al absorber sonido.
-
Una decoración de interiores armoniosa y sobre todo acogedora, tendrá a los textiles de protagonistas, como transmisores de tranquilidad, de comodidad física y visual, y como grandes estimulantes de los sentidos de un modo táctil.
Almohadones, cortinas, ropa de cama… Hagamos un breve recorrido por los materiales más usados.
-
Los más clásicos, como el lienzo y la gasa de algodón, resultan ideales para ropa de cama. También para cortinas, aunque el lienzo no ofrecerá la caída que propone la gasa de algodón. El lienzo está dentro de los más económicos; también podemos usarlo para hacer almohadones.
-
-
El terciopelo es un género ideal para tapizar. Si bien es costoso, tiene una textura suave inigualable. Con él también se pueden hacer mantas y cortinas: un doble cortinado con cortinas de gasa y por delante otra de terciopelo resulta una excelente opción.
-
En cuanto al lino, hay diferentes tipos y con ello varía su aplicación. El tradicional es ideal para ropa de cama; el rústico, para fundas y almohadones, y el de seda también para almohadones y para cortinas. El panamá es un género que también permite tapizar, aunque es más utilizado en fundas y almohadones. Y el Red Basilea es un género que me encanta por su textura, tanto para cortinas como para almohadones, ropa de cama y mantas.
-
Una idea que me gusta mucho para un living es combinar almohadones de diferentes medidas y texturas. En un mismo sillón podemos poner almohadones de lino, de Red Basilea, y de terciopelo. Quedan fantásticos.
Las mantas también suman lo suyo. Sean de hilo de algodón, súper livianas e ideales para épocas primaverales, o de lana 100% de oveja, más pesadas y abrigadas.
-
La influencia de los textiles en cada uno de nosotros va más allá de lo consciente. Cuando elegimos tal o cual variedad, entran en juego sentimientos y decisiones puramente sensoriales. Dejémonos llevar por lo que sentimos. Eso nunca falla.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados